Escribe para buscar

Todos Somos Deporte

Cuando eres deportista y no lo sabes

Compartir
Fotos cedidas por Virginia 

Virginia es una gaditana, de algo más de cuarenta, periodista, amante de los animales y que cada día sale andar con Mika, su perra, más de 10km.

No es corredora, lo ha intentado, pero no le ha enganchado. Practica Yoga, pero tampoco consigue serle totalmente fiel. Si le preguntas ¿haces deporte?, su respuesta es no,  no se considera una más del clan deportista, para mi lo es, para Todos Somos Deporte es una y de las buenas.

A veces pensamos que hacer deporte es sólo cumplir objetivos, bajar tiempos, marcar más tantos en un encuentro y tener unas horas de entreno diarias. Si, eso es deporte, y uno maravilloso, pero no todo el mundo es capaz de llegar a esos niveles. Su cuerpo, sus circunstancias de vida o simplemente su voluntad, no se lo permiten, pero si eres capaz de incorporar la actividad física estarás ayudando a tu cuerpo a un bienestar saludable a largo plazo.

La actividad física permite que el cerebro libere sustancias químicas (neurotransmisores, endorfinas y endocannabinoides) que generan una sensación de bienestar y reducen el estrés. ¿Y por qué digo esto?, porque Virginia además de ser una mujer que practica deporte, aunque no es consciente de ello, es también una gran guerrera, y eso si lo sabe.

Virginia es mamá de un bebé estrella. Y eso es algo que también le tocó descubrir. En esos 10km de caminata junto a su fiel amiga, ejercita el cuerpo y libera la mente. No tiene nada que olvidar pero sí mucho que colocar. Cuando pones mucha energía en conseguir ser madre y la vida, la preciosa e injusta vida, te lo arrebata a las 39 semanas de gestación, caminas sin rumbo, intentando imaginar por qué tu bebé, tu indefenso hijo se convirtió en una estrella antes de tiempo. Cuando el corazón de tu hijo deja de latir el de una madre se desacelera casi hasta  un punto que cuesta escucharlo, viaja al arcoiris donde Uriel, espera a su luchadora madre. Eso es un bebé estrella, Uriel y otros tantos que son víctimas de la desconocida y desprotegida muerte perinatal.

Cuando sufres la pérdida de un hijo, la sensación es tan dolorosa que lo psicólogos suelen recomendar el ejercicio como ayuda para despejar la mente, pensar con claridad, liberar emociones contenidas, porque distrae del dolor y te mantiene en la realidad de la que se quiere huir.

Hacer ejercicio permite socializar, cruzarte en tus paseos con sonrisas amables, saludar a personas y salir del aislamiento inconsciente que crea tu cuerpo.   

Hacer 30 minutos o más de ejercicio al día, de 3 a 5 días a la semana, puede mejorar significativamente tu estado de ánimo. Y puede mantener los pensamientos negativos lejos o controlados.

No consiste en bajar los tiempos de un cronómetro, ni en hacer series. Cuando tu situación personal es otra, consiste en encontrar un deporte que disfrutes, con buena compañía, que te motive a salir, a mantener el cuerpo y la mente conectados. Virginia y Mika lo hacen juntas, son deportistas incansables. La una y la otra se necesitan, mantienen la cordura juntas y siguen la misma estrella en el camino. A su lado ya corre, Uriel, una estrella de dos años que les guía en el camino. Un estrella que les ilumina el camino y la sonrisa, y en esos km diarios juega con su mascota, la de su madre, porque ella vive por su hijo lo que la vida le quiso arrebatar. Tranquilo Uriel, mami juega por ti y contigo, y aunque ella aún no sepa muchas cosas de la nueva Virginia es una gran deportista de la vida. Gracias Uriel por presentarnos a todos los bebés estrella y por hacer que salga el sol para todos.

Si no conoces a los bebés estrella o necesitas mamis con las que caminar y despejar tu mente no dejes de conocer tengounaestrella.com.

84289559_867416000365556_948076307894239232_o
Etiquetas: